Trabajar sin inventario

Ene 22, 2020

Trabajar sin inventario

Hace unos días tuve una conversación acerca de los beneficios de trabajar sin inventario, en la que me hablaban de todos los beneficios que ello supone.

El primer y principal beneficio de trabajar sin inventario es que los costes asociados a él, desaparecen. Es decir:

  • almacén
  • energía necesaria para su conservación
  • trabajos de mantenimiento
  • financiación
  • riesgos asociados al mismo

Al mismo tiempo, pasar a trabajar con inventario cero, tiene un riesgo muy importante:

Quedarnos sin mercancía para entregar al cliente en los plazos acordados

Si se da esta situación es probable que perdamos el cliente. Si se da de forma frecuente, seguramente los perdamos todos y tengamos que cerrar. Así que cuidado con reducir drásticamente los inventarios.

Reducir el volumen de inventario

Un objetivo para nuestra PYME puede ser el reducir todo lo posible el volumen de nuestro almacén. Para ello, cuando digo todo lo posible, no es dejar vacío el almacén. Hemos de calcular nuestro stock mínimo. Aquel que no permitirá que nos encontremos con la imposibilidad de servir a nuestros clientes. El paso fundamental para ello es que calculemos su rotación y los consumos de existencias.

Otro aspecto a tener en cuenta es que deberemos tener una excelente relación con nuestros proveedores. Que podamos confiar en que nos sirvan cuando lo necesitemos.

De cara a los procesos internos, hay que ir fomentando una cultura empresarial que favorezca este proceso:

  • Reducir el número de errores
  • Reducir la cantidad de subprodutos
  • Mejorar el mantenimiento para evitar averías
  • Exhaustivo control del inventario (en tiempo real)
  • Implantar sistemas de Calidad Total

Habrá que tener en cuenta factores del entorno que no podemos controlar, y que afectan a nuestra capacidad logística. Puede haber una huelga de transportes, el cierre de un aeropuerto, de un puerto, de una estación… o encontrarnos con una carretera cortada. Esto nos impediría recibir nuestra mercancía y no poder entregarla a tiempo, y este fallo se cubre con algo de inventario disponible. El problema sería que no pudiera entregarse por estas causas, aun teniendo capacidad de suministro.

Anticipos de clientes

En algunos casos, podemos reducir los costes de financiación del inventario mediante la solicitud de un anticipo a nuestro cliente. Esto puede ser interesante en proyectos exclusivos, que se diseñan para un cliente en concreto y no de forma estandarizada. De hecho es donde más casos se ven, aun así deberías valorar esta posibilidad para tu caso.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *