Efectos del COVID-19 en las finanzas de la PYME

Jul 8, 2020

Efectos del COVID-19 en las finanzas de la PYME (webinar)

Cómo entender los estados financieros de la empresa para estar preparados ante la nueva situación.

Reseña del webinar que impartí en mayo de 2020 para la Asociación Empresarial Intersectorial del Bajo Cinca y el Centro de Emprendedores de Mequinenza

La irrupción del Covid-19 ha supuesto un cambio brusco e inesperado en nuestras vidas. Como agentes económicos que somos todos, nuestros hábitos se han visto modificados. Hemos cambiado nuestras preferencias de consumo, unas forzosamente, y otras de forma voluntaria, por conciencia social.

El resultado es que estos cambios en los consumidores, a través del mercado, se han trasladado a las empresas. Si a esto le sumamos la parada forzosa de determinadas actividades, nos encontramos con ciertos sectores de la economía que han disminuido sus ventas de manera notable.

El esquema económico de la actividad empresarial es muy simple:

Ingresos – Gastos = Resultado

Si los gastos son inferiores a los ingresos, tendremos resultado positivo, es decir: beneficios. Por el contrario, si los gastos superan a los ingresos nuestro resultado será negativo y tendremos pérdidas.

Durante el parón de la economía por el estado de alarma declarado, las empresas han visto reducidos sus ingresos por ventas muy significativamente. Y no ha ocurrido en la misma proporción por el lado de los gastos. Hay gastos que sí tienen lugar cuando hay ventas y no ocurren cuando no las hay. Por ejemplo, las compras de mercaderías: si una zapatería no va a vender zapatos porque está cerrada, dejará de comprar más. Estos son los gastos variables. Pero hay otros gastos que se mantienen aun cuando las ventas caen. Son los gastos fijos. Como ejemplo podríamos hablar del alquiler del local de la zapatería anterior, las nóminas de los trabajadores, la factura de la luz, los seguros… Este hecho provoca que, al menos de manera temporal, se incurra en pérdidas.

En el seminario vimos cómo analizar la capacidad de la empresa para hacer frente a estas pérdidas a través del balance.

Nos centramos en el análisis del Fondo de Maniobra y en el cálculo de las Necesidades Operativas de Fondos, con el fin de comprobar la fortaleza de la empresa para afrontar la caída de los ingresos y posibles retrasos en los cobros de ventas ya efectuadas.

Principalmente abordamos cuatro situaciones que afectaban al balance de situación y como resultado nos restaban liquidez, perdíamos la capacidad de pago de la empresa:

  • Aumento de la inversión en existencias por no vender
  • Retraso de los cobros de clientes, por estar en situaciones parecidas
  • Capacidad de los proveedores de alargar nuestros plazos de pago
  • Compromisos de pago con bancos y hacienda

Si no se toman medidas adecuadas, nuestro negocio puede quedarse sin capacidad de pago y entrar en Concurso de acreedores.

A la vista de la situación, el objetivo es conseguir liquidez. La teoría nos dice que hay que aumentar el Fondo de Maniobra y reducir las Necesidades Operativas de Fondos. Dicho de otro modo, hemos de conseguir aumentar la “capacidad pulmonar” de nuestra empresa (el Fondo de Maniobra) consiguiendo que los recursos propios y la deuda a largo plazo financien parte de la actividad corriente de la empresa.

Para no quedarnos en la teoría, comentamos 9 formas prácticas de conseguir dinero líquido para nuestra actividad:

  1. Financiación bancaria a largo plazo
  2. Ampliación de capital
  3. Préstamos de los socios a la compañía
  4. Alargar plazos de pago con proveedores, aunque asumamos mayor coste
  5. Acortar plazos de cobro, aunque suponga hacer descuentos
  6. Venta de activos no estratégicos
  7. Lease-back de activos propios
  8. Rent-back de activos productivos
  9. Plataformas de financiación participativa (Fintech)

Mención especial tuvo la financiación a través de Fintech, porque hasta septiembre de 2020 será relativamente fácil el acceso a financiación bancaria. Después del fin de los avales ICO, la financiación participativa en sus diferentes formas, puede ser una vía muy interesante y accesible para muchas empresas.

Conclusiones

Tras analizar nuestro caso particular, hemos de estimar si seguiremos funcionando con cierta normalidad después de la pandemia. Este es el punto clave para decidir si aumentamos nuestro endeudamiento para sobrevivir o no. Fue la gran controversia del seminario.

Si decidimos seguir adelante, hay que prever si la liquidez generada por el negocio será suficiente para pagar los nuevos compromisos de deuda adquiridos. En caso contrario habrá que reestructurar nuestra deuda al nivel en que se pueda pagar.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *