CÓMO OBTENER LIQUIDEZ DENTRO DE LA EMPRESA

Nov 26, 2020

En esta entrada vamos a ver formas de conseguir liquidez dentro de tu propia empresa. Vamos a prestar atención a tus activos.

Por la parte del activo no corriente vamos a encontrarnos con edificios, instalaciones, terrenos, mobiliario, vehículos, etc. Es muy probable que a partir de alguna de estas partidas podemos hacer algún «lease back» o algún «rent back».

Imagina que hay una máquina que compraste el año pasado por 200.000€ y que este año por la situación, tienes necesidades de liquidez

Con esta máquina podemos formalizar un «lease back» o un «rent back» que nos permita obtener una liquidez inmediata a cambio de ir pagándolo poco a poco mediante cuotas.

Podría darse el caso que, en épocas de bonanza, hayas generado inversiones inmobiliarias, que tengas algún local, un piso, un solar etc. Con este tipo de inversiones tenemos dos formas distintas de obtener liquidez. La primera es que si no lo tienes, lo pongas en alquiler. De esta manera tendremos un flujo de dinero constante todos los meses. La segunda manera es que procedas a su venta, así consigues una cantidad importante de liquidez de manera casi instantánea. Este tipo de inversiones no forman parte de la actividad de la empresa, así que su venta no merma nuestra capacidad productiva.

Siguiendo con el análisis del activo no corriente, vigila los vehículos que tienes. Puede darse el caso que tengas coches o furgonetas que tan apenas utilices, que puedas prescindir de ellos y que sólo te supongan gasto. Ten presente que un vehículo te supone un seguro, impuestos, ITV, y sobre todo talleres. Si necesitas utilizar una furgoneta que hace mucho que está parada, seguramente tengas que pasar por el taller y la factura sea significativa. Deshazte de este tipo de vehículos cuanto antes. Cortarás el flujo de gastos y puedes obtener algo de liquidez con su venta aunque no sea muy significativa.

Dentro del activo corriente hemos de prestar atención especial a los inventarios. Vigila que no tengas productos obsoletos, deteriorados o sin rotación. Si no has conseguido venderlos en un año, es muy probable que no consigas venderlos sin un descuento importante. Existen estudios que indican que el inventario obsoleto tiene un coste adicional del 25%. Entonces si empiezas el año con un inventario de 100.000€, cuando termine el año habrás generado unos gastos adicionales de 25.000€. Podrías haber utilizado estos 25.000€ para hacer frente a un retraso en los pagos, para pagar las nóminas del mes, los seguros sociales, etc. y podrían haber supuesto 25.000€ más de beneficio en tu cuenta de resultados.

Revisa tu balance y encuentra oportunidades liquidez porque la anticipación es la clave.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *